El Reino Unido no compró combustible ruso en junio por primera vez en su historia


Las importaciones procedentes de Rusia se vieron casi completamente cortadas por la introducción de sanciones tras la invasión de Ucrania, y Gran Bretaña no compró combustible al país en junio por primera vez en su historia.
El valor de las importaciones a Gran Bretaña cayó a 33 millones de libras en junio, un 97% menos que el nivel medio del año hasta febrero, el mes de la invasión, y el nivel más bajo desde que comenzaron los registros en enero de 1997, según la Oficina de Estadísticas Nacionales.
Rusia invadió Ucrania hace hoy seis meses, el 24 de febrero, y se enfrentó a una oleada de sanciones financieras y económicas por parte de los países occidentales.
Las exportaciones británicas a este país se redujeron a 83 millones de libras, una caída del 67% en comparación con la media del año anterior a la invasión. Un aumento de 31 millones de libras en la venta de medicinas y productos farmacéuticos, que no están sujetos a sanciones, mantuvo las exportaciones a pesar de la fuerte caída en la venta de todos los demás bienes y servicios. El valor de la maquinaria y los equipos de transporte vendidos a Rusia se redujo en 118 millones de libras, un 91%.
El Reino Unido no compró combustible a Rusia en junio por primera vez desde que se iniciaron los registros hace más de 25 años. El año pasado, las importaciones de petróleo ruso ascendieron a más de 5.000 millones de libras, lo que supone casi una décima parte de todo el combustible importado.
Se espera que el embargo de la Unión Europea sobre el petróleo ruso entre en vigor a finales de este año, y que las importaciones de gas ruso se eliminen gradualmente para 2027. La medida, que ha aumentado la presión sobre los gobiernos para que encuentren fuentes alternativas de energía, se espera que provoque un periodo de precios energéticos más altos y volátiles y que cueste a la Unión Europea 210.000 millones de euros.
En marzo se prohibió a Rusia el acceso al sistema Swift de pagos internacionales y se congelaron los activos de varios bancos y oligarcas rusos en el Reino Unido, lo que les obligó a dejar de hacer negocios en el país.
El año pasado fue el duodécimo socio comercial del Reino Unido en importaciones y el vigésimo cuarto en exportaciones.
Los tres primeros socios comerciales en cuanto a importaciones fueron China, Alemania y Estados Unidos, mientras que en cuanto a exportaciones fueron Estados Unidos, Alemania y los Países Bajos. El año pasado, el Reino Unido compró a China bienes y servicios por valor de más de 60.000 millones de libras y vendió a Estados Unidos casi 50.000 millones de libras en exportaciones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.