Un promotor es multado con 50.000 libras por talar robles centenarios en Hampshire

Un promotor es multado con 50.000 libras por talar robles centenarios en Hampshire

Un promotor inmobiliario deberá pagar más de 67.000 libras esterlinas tras talar decenas de robles centenarios protegidos, desafiando las peticiones de los vecinos.

James Barney, de 35 años, se propuso construir dos casas de campo en la parcela que había comprado recientemente, según se informó a un tribunal.

La gente protestó airadamente cuando les despertó el ruido de las excavadoras. Le dijeron que los árboles del bosque de Scorey’s Copse, Horton Heath, en Hampshire, tenían una orden de protección.

La orden prohibía cortar, dañar o destruir los árboles sin el consentimiento por escrito de la autoridad urbanística local.

Barney, que vive con sus padres en la cercana localidad de Bursledon, dijo que no conocía la orden de protección de los árboles (TPO) cuando los hizo cortar. Dijo que «no creía» a nadie que le dijera lo contrario.

Barney ha sido multado con 50.000 libras esterlinas y se le ha ordenado pagar 17.841 libras esterlinas en concepto de costas judiciales, tras admitir haber infringido la normativa sobre conservación de árboles. Se trata de la mayor multa impuesta hasta ahora por el ayuntamiento de Eastleigh.

También deberá plantar 650 árboles nuevos tras recibir un aviso de sustitución por parte del ayuntamiento. Edmund Robb, en nombre de la acusación, declaró ante el tribunal de Southampton: «El 10 de abril del año pasado un vecino bajó las escaleras y escuchó mucho ruido y vio una excavadora siendo descargada».

El tribunal fue informado de que varias personas vieron cómo la excavadora empezaba a talar árboles. Un concejal local explicó que el trabajo debía detenerse inmediatamente, pero Barney continuó a pesar de ello.

Se mostró al tribunal un vídeo de la magnitud de la destrucción y de los trabajadores contratados que se negaban a detenerse antes de hacer una hoguera con la madera.

«El Sr. Barney tenía planes para el lugar -potencialmente para casas de vacaciones- y ha dicho en todo momento que pensaba que el lugar no estaba protegido», dijo Robb. «Es un bosque protegido, podría haberlo averiguado. Los TPO están disponibles en Internet. Se cortaron unos 53 árboles».

Scott Stemp, en la mitigación, dijo que cuando Barney fue informado de la restricción «no creyó» a nadie hasta que le enviaron el TPO el 13 de abril y el trabajo se detuvo posteriormente.

«Yo sugeriría que era un hombre beligerante que quería que le enseñaran una copia del TPO», dijo Stemp.

El juez de distrito Peter Greenfield dijo que se había despejado aproximadamente la mitad del bosquecillo. Parecía una «misión» para «ver cuánto se podía limpiar hasta que se detuvieran las obras», dijo.

Paul Holmes, diputado conservador por Eastleigh, dijo que las acciones de Barney eran «inaceptables». Y añadió: «Ahora es esencial que el sitio pueda ser restaurado completamente a como era antes».


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.