Tom Curran emula a su hermano Sam con su primer siglo en primera clase con Surrey

Tom Curran emula a su hermano Sam con su primer siglo en primera clase con Surrey

Hasta esta semana, Tom Curran no había hecho una aparición en primera clase desde abril de 2019, pero si Surrey consigue una victoria vital para su lucha por el título hoy, habrá jugado un papel clave.

No con la pelota, ya que no ha tomado un wicket en ninguna de las entradas, sino con el bate, después de haber tronado a un primer centenar de primera clase de 85 bolas ayer con algunos audaces y brillantemente ejecutados strokeplay.

Cuando Curran llegó al wicket con Surrey 244 por seis, todavía estaban 95 por detrás de Northamptonshire y se enfrentaban a un posible déficit en la primera entrada. Veintisiete overs más tarde, cuando Hashim Amla fue eliminado, se habían anotado 144 carreras por el séptimo palo. Tal fue el dominio de Curran en la asociación que la contribución del sudafricano fue de sólo 32. Los 133 de Amla en seis horas y media fueron, sin embargo, una entrada crucial.

Fue en enero de 2018 cuando Curran, de 27 años, consiguió la última de sus dos convocatorias para los Test, en Sidney, pero desde entonces se ha metamorfoseado en un especialista en limited-overs. En los últimos 3½ años, desde una aparición en el campeonato contra Essex en el Kia Oval, ha jugado 84 partidos de Twenty20 o Hundred, así como 17 partidos de la Lista A para siete equipos diferentes.

Las lesiones, la más reciente una fractura por estrés en la espalda, los compromisos de la IPL, las apariciones en la bola blanca de Inglaterra y las burbujas de Covid han provocado su completa ausencia del cricket de cuatro días.

No fue una sorpresa, por lo tanto, cuando bateó desde el principio ayer en la modalidad de un día. Sus potentes lanzamientos hacia arriba, sus despreciativos tiros y su ágil uso de los pies para golpear a los hilanderos le proporcionaron 15 cuatros y tres seises. Después de haber acelerado a una sexta carrera cincuenta de 45 bolas, pronto superó su anterior mejor de 60 contra Leicestershire en 2015 y luego aceleró hacia su cien, sin mostrar nervios. Un par de bordes superiores sobre el wicketkeeper fueron lo más cerca que estuvo de salir hasta que hizo un holed out a deep extra cover.

Curran alcanzó su hito con un cuatro recto de Rob Keogh, e inmediatamente levantó ambos brazos en celebración. Su satisfacción por emular el primer centenar de su hermano Sam en junio debe haber sido igualada por la emoción de hacerlo en el mismo terreno donde su difunto padre, Kevin, jugó gran parte de su cricket para Northamptonshire. El próximo mes se cumple el décimo aniversario de la trágica y temprana muerte de Kevin a la edad de 53 años.

Cuando Northamptonshire bateó de nuevo, Curran realizó una buena atrapada en el tercer resbalón para proporcionar el avance con el importante wicket de Will Young. Después de que Emilio Gay se enfrentara a una recta, la causa de los locales no se vio favorecida por algunas expulsiones suaves. Tanto Josh Cobb como Luke Procter fueron expulsados con lanzamientos completos, mientras que Keogh barrió el giro de la pierna de Cameron Steel directamente a la mitad de la cancha.
Potts se llevó 13 wickets en el partido en el que Durham dominó a Leicestershire

Se produjo un bateo igualmente emprendedor en un emocionante final en Headingley ayer, ya que Shane Snater lideró a Essex a una victoria de un solo wicket sobre Yorkshire, invicto al final con 65 de 51 bolas.

En el segundo nivel, Matthew Potts continuó dominando los procedimientos en Leicester. El jugador de bolos de Inglaterra siguió las cifras de la primera entrada de seis para 52 con siete para 47 en la segunda para poner Durham firmemente en control.

También fue un día productivo para Jake Libby, cuyo golpe de 215 le dio a Worcestershire una ventaja de 218 en el primer encuentro sobre Surrey. Hoy buscarán la victoria.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.